Entrenamiento fitness para tener un cuerpo perfecto

¿Donde entrenar?

En casa: Como dicen, nada mejor que la comodidad de tu hogar para completar una buena rutina de entrenamiento.

En el gimnasio: Que te ofrece todo el equipamiento para entrenar cada músculo de tu cuerpo.

Al aire libre: Para los apasionados con la naturaleza y que no les gusta practicar ejercicio encerrado en cuatro paredes.

¿Cómo planificar mi entrenamiento?

El primer paso es la planificación y para ello necesitas analizar si tienes espacios libres para entrenar.

Sea cual sea tu ocupación, si quieres llevar un estilo de vida fitness necesitas buscar un espacio para entrenar.

Cuando ya defines bien el espacio de tu tiempo para entrenar, tienes que definir el lugar donde vas a entrenar.

Una vez elegido el lugar de entrenamiento, lo que tienes que hacer es definir que objetivo fitness o meta quieres superar.

Dependiendo de tu objetivo elegido lo que te toca ahora es definir los ejercicios que vas practicar.

Es así de sencillo, no hay mucha ciencia para explicar esto, solo que tienes que mantener un orden y respetar los días que te toque entrenar.

¿Cuántos días a la semana tengo que entrenar?

Para esta pregunta existen muchas respuestas y es que si han buscado información sobre esto, en muchos sitios web te van a decir que es bueno entrenar todos los días, en otros te van a decir que solo cinco días y en otros solo los días que tengas tiempo.

La respuesta correcta se va a dar en base a tus necesidades y a tu resistencia muscular.

Por ejemplo si eres una persona que tiene la necesidad de cambiar su estilo de vida por uno fitness, entonces ya una vez planificado tu entrenamiento, lo que tienes que hacer es entrenar de a pocos, no ir con mucha frecuencia ni con mucha intensidad, para no causar fatiga a tu cuerpo.

Lo correcto a mi modo de ver, es que debes de entrenar dependiendo el estado actual de tu cuerpo. Por ejemplo solo entrenar cuando tu cuerpo se sienta dispuesto a cumplir con los ejercicios pactados en la rutina.

Suele pasar que cuando entrenas, al día siguiente tienes dolor en la zona donde enfocaste con los ejercicios. Al suceder esto, limitas a tu cuerpo a entrenar al día siguiente la misma zona del cuerpo, por eso lo mejor será espaciar tu entrenamiento unos días o entrenar otra zona del cuerpo que no tenga dolor.

Te recomiendo en todo caso entrenar solo los días que sientas que la zona muscular que te toca hacer se encuentre en óptimas condiciones, caso contrario dejas el día libre o entrenas otros músculos del cuerpo.

Con respecto a los días de entrenamiento, puedes planificar entrenamientos dejando un día para un grupo muscular, por ejemplo puedes entrenar tu tren inferior (glúteos y piernas) los lunes, miércoles y viernes, cosa que dejas un día para su descanso.

Pero bueno, tampoco eso significa que los días martes, jueves y sábado dejes a tu cuerpo sin actividad. En esos días puedes entrenar otro grupo muscular, por ejemplo el superior (brazos, hombros, pecho) o tu core (abdomen y cintura).

Los domingos también puedes entrenar pero piensa primero en tu recuperación.

En fin, no se puede decir con exactitud que días puedes entrenar, todo depende de como te sientas dispuesto para completar el entrenamiento.

¿Cuánto tiempo debe durar el entrenamiento?

Este es otro tema que causa controversia, ya que hay personas que abusan y pasan más de dos horas entrenando, otras más de una hora y los que prefieren hacerlo en menos de una hora.

No voy a ser muy extenso en esto, solo si puedo decir que si entrenas demasiado o más del ritmo que puede aguantar tu cuerpo, este puede caer fatigado y en vez de ganar buenos resultados, los vas a perder.

Mi entrenamiento por ejemplo dura 60 minutos incluyendo calentamiento y enfriamiento del cuerpo. Los primeros 10 minutos caliento algo ligero, luego hago rutina pesada unos 45 minutos y luego 5 minutos lo dedico a enfriar el cuerpo.

Esto no quiere decir que te va a funcionar a ti, solo es una sugerencia porque es lo que mi cuerpo tolera dependiendo de la intensidad de mi entrenamiento.

Aprende de ti mismo, tu cuerpo te dirá cuando seguir y cuando parar.

¿Cómo ejecutar mi entrenamiento?

Lo primero viene a ser el calentamiento, para que tus grupos musculares se adapten al entrenamiento que les vas a dar, con esto evitas lesiones o dolores posteriores.

Luego sigue el entrenamiento de por si, lo cual puede ser pesado o intenso, esto ya depende de tus necesidades y objetivos definidos.

Para terminar el enfriamiento, para que tu cuerpo recupere el ritmo cardiaco inicial, porque al entrenar este suele subir y no es saludable terminar y salir como loco a hacer tus actividades del día.