Categorías
Ejercicios

Plancha (Plank)

La plancha o plank es uno de los mejores ejercicios para tu abdomen y es practicado mucho por los resultados que brinda.

No hay celebridad fitness o famoso que se dedique a entrenar que no haya practicado este ejercicio, es básico en cualquier entrenamiento de abdomen.

La plancha de abdomen entrena de forma alterna la zona baja de la espalda.

Para hacer el ejercicio puedes usar una colchoneta o en su defecto ningún tipo de accesorio.

Instrucciones de la plancha de abdomen

instrucciones de los planks

Ponte en una posición de empuje hacia arriba, con los codos debajo de los hombros y los pies separados a la altura de la cadera.

Dobla los codos y apoya tu peso sobre tus antebrazos y los dedos de los pies, manteniendo tu cuerpo en forma o línea recta.

Mantener tu cuerpo en esa posición el mayor tiempo posible.

Forma correcta de hacer la plancha

forma correcta de hacer planks

Mantén tu núcleo siempre apretado en todo momento, tus abdominales tensos y respira lenta y profundamente.

Toma en cuenta mantener tu cuerpo siempre en línea recta, desde la cabeza hasta los pies.

Beneficios del plank

beneficios de los planks

Agregar la plancha o plank a tu rutina de ejercicios te ayuda a desarrollar la fuerza y flexibilidad del núcleo.

El ejercicio tonifica tu abdomen, reduce la cintura.

Dado que la plancha se acopla al cuerpo, este fortalece todo el núcleo.

Mejora la postura y ayuda a reducir el dolor de espalda.

Imágenes

Te podemos aconsejar hacer el ejercicio usando una ropa muy cómoda, que te permita mantener la posición la mayor cantidad de tiempo posible.

hombre haciendo planks

No crean que el ejercicio está diseñado solo para mujeres, mucho de los hombres se toman el ejercicio como un gran reto, lo cual los lleva a lograr tiempos de ejecución impresionantes.

Es impresionante como un ejercicio que se ve tan simple puede trabajar distintas zonas del cuerpo, por eso no lo dejes de hacer.

Series y repeticiones

series y repeticiones de los planks

Si hacer planks te resulta complicado o muy difícil, puedes bajar las rodillas pero siempre debes de mantener tu núcleo ocupado.

Si eres ya alguien que es capaz de tolerar el ejercicio, debes de mantener la posición de la plancha todo el tiempo que puedas sin perder la forma.

Progresivamente conforme vayas mejorando con el ejercicio, tienes que ir aumentando el tiempo de duración del mismo, de tal manera que puedas durar 2 minutos manteniendo la posición correcta siempre.

Eventualmente, puedes aumentar el desafío del ejercicio levantando un brazo o una pierna.